¿Por qué confiar en una desarrolladora inmobiliaria?

Una desarrolladora inmobiliaria es una empresa especializada en todo el proceso de venta de inmuebles, desde la adquisición del suelo hasta la venta del producto terminado del proyecto arquitectónico. 

La experiencia de un promotor, así como el número y la calidad de sus especialistas inmobiliarios, ayudarán a agilizar cada uno de los pasos del proceso de compra-venta.

Los profesionales a cargo de una inmobiliaria podrán ofrecer conocimientos en finanzas, arquitectura, construcción y gestión administrativa. Además, su catálogo de inmuebles será un plus para obtener la mejor oferta; y su habilidad para afrontar estos procesos aportará elementos positivos a su contrato.

Ahorran tiempo para los compradores

Los conocimientos de los especialistas, así como el seguimiento periódico de estos procesos, dan lugar a un contrato de venta muy flexible, sin pérdida de tiempo. La mayoría de los asesores obtienen también una comisión, lo que suele ser un sólido incentivo para fomentar su venta. Si el promotor no tiene un departamento de ventas, tenga la seguridad de que colaborará con una empresa de ventas especializada en el proceso. La empresa de ventas se encargará de cribar las llamadas de los posibles clientes y de programar las visitas en torno a su agenda.

Ofrecen seguridad y confidencialidad

Un promotor con conocimientos inmobiliarios puede ayudar con las partes legales de la adquisición y la venta; tenga en cuenta que este procedimiento incluye la firma de contratos, la entrega de información bancaria y crediticia, y la presentación de documentos originales. Un promotor debe ser abierto y honesto con usted en todo momento.

Dedicación y oferta exclusiva

Un promotor inmobiliario le asignará un asesor personal para que se encargue de su transacción, asegurándose de que su asesoramiento sea confidencial y de que disponga de tiempo suficiente para completar cada etapa de la adquisición.